lunes, 30 de enero de 2017

Jolene

Sé cuál es tu poder de sirena. Sé que bajo esa satinada piel de bronce se esconde un canto exótico y tentador, una melodía invisible a los oídos que sin embargo llega a lo más profundo de las entrañas de quien te ve. 

Sólo un sacrificio te pido, Jolene. Por favor aléjate de mí. No te lleves a la parte de mí que aún creo conocer. Puedes tener a todos los hombres que ansíes, sé que tu deseo no tiene fin. Llévate al mío, si quieres, pero déjame a mí.

Jolene, no sabes qué significa esto para mí. Sé que no puedo hacer nada para luchar contra la griega curva de tu clavícula, la esponjosidad de tus labios, Ah, Jolene, la cascada de cabello que baila sobre tu espalda desnuda, mojada. Llevo toda una vida siendo la mitad de quien soy. La mejor mitad que he conocido de mí misma, quizás por miedo a descubrir que la otra fuera realmente mejor. Peromás de medio siglo a oscuars no es nada para proteger a aquellos a quienes amamanté un día. 

El mundo es moderno, dicen. Pero no para todos por igual. Vivo en un país donde tu nombre es un himno y la gente como yo empieza a correr peligro. 

Jolene, por favor, aléjate de mí, Jolene. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada